MES DE LA BIBLIA: Columna semanal del Obispo de Reconquista, Ángel José Macín

Columna semanal del Obispo de Reconquista, Ángel José Macín, en Semanario Reconquista. 

El mes de setiembre es apreciado en nuestro norte santafecino. Es el mes del comienzo de la primavera, la estación más linda del año. Se realizan muchos eventos para los jóvenes, como la estudiantina. Los jardines de las casas y las calles de la ciudad se van poblando de flores, con los lapachos como emblemas. A nivel de la vida de la Iglesia, se hace la peregrinación a Itatí, un evento masivo y muy sentido, que este año reunió a más de trescientos mil jóvenes de toda la región.

Entre todas estas cosas, también el mes de setiembre es el mes de la Biblia. ¿Qué significa eso? Que durante un mes se llevan a cabo diferentes iniciativas para conocer, leer, interpretar y vivir mejor la Biblia, que contiene la Palabra de Dios.

Una iniciativa frecuente en este tiempo dedicado al Libro de la Palabra de Dios es su difusión. Hace poco más de sesenta años atrás, los cristianos católicos no conocíamos casi la Biblia. Otros grupos reformados le daban más importancia y nos aventajan en el conocimiento de la misma, incluso hasta el día de hoy. Por eso, desde hace algunas décadas, se inició una campaña que se sostiene hasta el presente, para que en cada familia, o mejor, cada persona, pueda tener una Biblia para leer y encontrar alguna luz para su vida.

Con el paso de los años se vio que con la difusión de la Biblia no alcanzaba. La Biblia es un libro que fue escrito hace siglos. Por lo tanto, se necesita de información y formación para leerla de un modo apropiado y provechoso. Hace unos veinte años atrás, vivimos un intenso período de formación bíblica. Se organizaban cursos, encuentros. Se escribían subsidios para ayudar a la comprensión de las Sagradas Escrituras. Hoy este entusiasmo ha disminuido un poco. Quizá tengamos que recuperar parte de estas acciones, porque mucha gente lee la Biblia pero no termina de entender e interpretar convenientemente su contenido.

En estos últimos años fue surgiendo otra iniciativa en relación a la Biblia. Se la llama “animación bíblica” de la acción evangelizadora, y consiste que la Biblia sea el punto de partida de muchas de las actividades que se llevan a cabo en la Iglesia y en las comunidades. Se parte del principio, de la premisa de que la Biblia es como el alma de la vida del cristiano y de la comunidad, y por eso tiene que impregnar todo lo que se hace y se vive.
 
El mes de la Biblia tiene la función de recordar y alentar estas iniciativas, ayudando a los cristianos a recordar la centralidad de la Palabra de Dios para su camino.

¿Qué consejos o recomendaciones tener en cuenta para que la Biblia pueda ocupar el lugar que le cabe en la Iglesia y en la vida cristiana?        Ver mas

Autor: ABP CEA

Blog del Departamento Nacional de Animación y Pastoral Bíblica de la Conferencia Episcopal Argentina (DeNAPBI).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: